¿Dificultades de aprendizaje?

Hay muchos síntomas y conductas indicativos de que "algo no va bien" en el proceso de aprendizaje y que quizás no sean tan evidentes como sacar malas notas, ir más lento en clase que el resto de compañeros o no querer estudiar.

A continuación enumeramos algunos de estos síntomas o conductas que pasan más desapercibidos y detrás de los cuales puede existir un problema visuoperceptivo o de desarrollo motor:

  • Ser torpe o descoordinado
  • Incapaz de mantenerse sentado durante mucho tiempo
  • Ser hipersensible a estímulos como la luz, el tacto o el sonido
  • Confundir o no reconocer derecha e izquierda
  • Presentar mareos por movimiento
  • Ser incapaz de ubicarse en el espacio (saber el día de la semana o la estación del año en la que estamos) o conceptos más complicados como las sumas, restas, concepto de decenas, centenas, etc.
  • Presentar rasgos de hiperactividad o falta de atención
  • Confundir o/a o problemas para diferencias p-q-b-d
  • Invertir letras y/o números
  • Ser incapaz de obtener la idea principal de una historia
  • Cometer numerosas faltas de ortografía a pesar de tener al lado la palabra escrita de manera correcta.
  • Problemas al enfrentarse a un examen escrito (se olvida, deja preguntas sin contestar,...) a pesar de haberle dedicado esfuerzo y horas de estudio
  • Presentar baja comprensión y velocidad lectora

 

Rendimiento Perceptivo-Visual


¿Cuántas veces el rendimiento académico de nuestros hijos o alumnos no es proporcional al esfuerzo, empeño o dedicación?

Muchos problemas de aprendizaje están relacionados con un problema de visión o de percepción visual. Es tan importante el “cuanto vemos” y la calidad de lo que vemos, como la capacidad del cerebro para interpretarlo. El cerebro necesita haber adquirido todas las herramientas necesarias para entender y desgranar toda la información que le llega.

A veces esto no ocurre, puede deberse a que no se hayan superado con éxito todas las fases del desarrollo motor (fundamentales en la maduración cerebral) o porque las habilidades perceptuales no se hayan adquirido.

En VISUALAIS realizamos una valoración del rendimiento perceptual con el objetivo de localizar la causa y plantear un programa de terapia visual que ayude a asentar las bases del aprendizaje a nivel perceptivo-visual y motor.


Reflejos Primitivos


Los Reflejos Primitivos son una serie de movimientos automáticos que realiza el feto (dirigidos desde la parte más primitiva del cerebro, que es el troncoencéfalo) y que se encargan de garantizar la supervivencia del mismo. Al nacer, estos reflejos deben ir desapareciendo, siendo sustituidos por movimientos posturales (controlados desde partes superiores del cerebro). Lo que implica una maduración neurológica.

Cuando esto no ocurre así, se verá comprometido el desarrollo motor grueso, fino y tanto la percepción sensorial como cognitiva. Los Reflejos Primitivos activos provocarán una serie de bloqueos o inmadurez en el desarrollo neurológico del niño.

En VISUALAIS hacemos una valoración de Reflejos Primitivos para saber cuáles permanecen activos y si se relacionan con la sintomatología que presenta. Para posteriormente, llevar a cabo su integración mediante una terapia de movimientos rítmicos específicos.